Más Madrid enmienda la Ordenanza de Calidad del Aire para hacerla más ambiciosa y exigente

  • El grupo municipal mayoritario en el Ayuntamiento ha presentado 25 enmiendas a la Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad, cuyo plazo finalizó el pasado viernes
  • Para Más Madrid, la norma debe ser más exigente y dar cabida a problemas medioambientales que afronta la ciudad y que afectan a la salud de la ciudadanía
  • La concejala Esther Gómez ha detallado algunas de las enmiendas más destacadas, entre las que sobresalen evitar la expansión de las cocinas industriales, el fin de la incineración de residuos en 2025 o crear espacios protegidos frente a la contaminación
Contaminación en Madrid. Foto: Diario de Madrid/CC BY 4.0
Contaminación en Madrid. Foto: Diario de Madrid/CC BY 4.0
Declaraciones Esther Gómez enmiendas Más Madrid a la Ordenanza de Calidad del Aire


Madrid, 1 de marzo de 2021

La Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad planteada por el Gobierno municipal “es poco ambiciosa y, por eso, desde Más Madrid aspiramos a mejorarla y ayudar a construir una ciudad más saludable y más sostenible”. Con estas palabras ha explicado la concejala del grupo municipal mayoritario en la capital Esther Gómez los motivos que han llevado a Más Madrid a presentar 25 enmiendas a la Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad, cuyo plazo finalizó el pasado viernes. 

Para el grupo municipal de Más Madrid, la norma debe ser más exigente y dar cabida a los diversos problemas medioambientales que afronta la ciudad como la contaminación atmosférica, las emisiones de efecto invernadero, las molestias causadas por instalaciones industriales (cocinas fantasma)…

Las principales enmiendas presentadas a la Ordenanza, ha detallado Esther Gómez, son las siguientes:

  • Necesidad de un informe sobre impacto del tráfico generado sobre la calidad del aire para evaluar proyectos que pueden comprometer los objetivos de mejora de la calidad del aire y la consecución de compromisos de reducción de emisiones, como aparcamientos, carreteras, etcétera. Un ejemplo de estos proyectos son los macroaparcamientos. 
  • Creación de la figura de “espacios especialmente protegidos frente a la contaminación” en los entornos de centros educativos y de salud para aplicar medidas permanentes o temporales de mejora de la calidad del aire. 
  • Establecimiento de calendarios para el uso de sistemas de climatización, poniendo el fin de las calderas de gasoil en 2030, estableciendo la prohibición de instalar nuevas calderas de biomasa y limitando el uso de estufas exteriores solo a las de tecnología eléctrica a partir de 2025. 
  • Aumento de las exigencias ambientales en edificios nuevos y rehabilitaciones: al menos estar alineado con el proyecto de reforma del Código Técnico de Edificios en aspectos como el número de puntos de recarga eléctrica, aparcamientos para bicicletas o la calificación energética de los edificios. 
  • Limitaciones a las cocinas industriales en edificios residenciales para evitar su expansión por la ciudad y evitar problemas a los vecinos: a través de cambios en las consideraciones del nivel de riesgo y el espacio destinado a las cocinas respecto al local. 
  • Se plantea un horizonte de fin de incineración de residuos en 2025 con el objetivo de eliminar la emisión de metales pesados y otros contaminantes peligrosos. /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú